Cerrar

EL VIAJE

Clasificado como Patrimonio Mundial por la UNESCO, Burdeos reúne a todos los amantes del vino. Su viñedo se abre cada vez más al visitante y el Château Lascombes participa de este entusiasmo, que forma parte de su naturaleza. Desde su origen, la voluntad de compartir la excelencia y la pasión de un gran vino siempre ha sido condición sine qua non de la vocación de Château Lascombes. 
Alexis Lichine en su momento, y Dominique Befve hoy día, que no cesa de multiplicar los viajes y los encuentros por todo el mundo, la han perseguido con fervor. En 2001, este último propuso una rosa de los vientos sobre la cápsula de la botella de Château Lascombes. Mucho más que un accesorio, un emblema representativo de la apertura al mundo del castillo.